Skip links

Publicaciones

DEDUCIBILIDAD DE INTERESES OBTENIDOS POR LA DEVOLUCIÓN DE PAGOS INDEBIDOS O EN EXCESO ABONADOS POR LA SUNAT

DEDUCIBILIDAD DE INTERESES OBTENIDOS POR LA DEVOLUCIÓN DE PAGOS INDEBIDOS O EN EXCESO ABONADOS POR LA SUNAT

Con fecha 09 de noviembre de 2020, la SUNAT ha publicado el Informe Nº 080-2020/SUNAT/7T0000, el mismo que aborda el tratamiento tributario de los intereses obtenidos por la devolución de pagos indebidos o en exceso abonados por la Administración Tributaria para efectos del límite a la deducción de gastos por intereses previsto en el numeral 3 del inciso a) del artículo 37 de la Ley del Impuesto a la Renta.

Al respecto, el inciso a) del artículo 37 de la LIR dispone que, a fin de establecer la renta neta de tercera categoría, se deducirá de la renta bruta los intereses de deudas y los gastos originados por la constitución, renovación o cancelación de las mismas, siempre que hayan sido contraídas para adquirir bienes o servicios vinculados con la obtención o producción de rentas gravadas en el país o mantener su fuente productora.

Asimismo, el numeral 3 de tal inciso precisa que para efecto de los gastos previstos, solo son deducibles los intereses determinados conforme a los numerales 1 y 2 del mismo, en la parte que excedan el monto de los ingresos por intereses exonerados e inafectos; siendo que, para tal efecto, no se computarán los intereses exonerados e inafectos generados por:

(i)      Valores cuya adquisición haya sido efectuada en cumplimiento de una norma legal o disposiciones del Banco Central de Reserva del Perú (BCR).

(ii)      Valores que reditúen una tasa de interés, en moneda nacional, no superior al cincuenta por ciento (50%) de la tasa activa de mercado promedio mensual en moneda nacional (TAMN) que publique la SBS.

Es decir, tratándose de intereses de deudas, para determinar el importe deducible como gasto se debe tener en cuenta las reglas previstas en los numerales 1, 2 y 3 del inciso a) del artículo 37 de la LIR; siendo que conforme al numeral 3, solo es deducible el interés en la parte que exceda el monto de los ingresos por intereses exonerados e inafectos; no debiendo computarse, para este efecto, los intereses exonerados e inafectos generados por los supuestos (i) y (ii).

Por otro lado, si bien el monto correspondiente a los intereses obtenidos por la devolución de pagos indebidos o en exceso abonados por la Administración Tributaria califica como un ingreso para su perceptor, dicho ingreso no constituye renta gravada con el Impuesto a la Renta al no encontrarse comprendido en ninguno de los supuestos de renta previstos en la normativa tributaria.

Ahora bien, habiéndose determinado que los intereses en cuestión constituyen ingresos inafectos del impuesto a la renta, corresponde dilucidar si estos encajan en alguno de los supuestos de excepción a que alude el numeral 3 del inciso a) del artículo 37 de la LIR; debiendo tenerse presente que tales supuestos de excepción solo comprenden a intereses generados por valores.

En consecuencia, toda vez que los intereses abonados por la Administración Tributaria por la devolución de pagos indebidos o en exceso no son generados por valores, no están incluidos en alguno de los supuestos de excepción a que alude el numeral 3 del inciso a) del artículo 37 de la LIR, por lo que, tales intereses deben considerarse dentro del concepto de “ingresos por intereses inafectos”.

En ese sentido, SUNAT adopta el siguiente criterio:

“A fin de establecer el límite a la deducción de gastos por intereses a que se refiere el numeral 3 del inciso a) del artículo 37 de la LIR, debe considerarse dentro del concepto de “ingresos por intereses inafectos” a los intereses obtenidos por la devolución de pagos indebidos o en exceso abonados por la Administración Tributaria.”