Skip links

CREACION DE REGIMEN TRIBUTARIO ESPECIAL PARA RECUPERACION DE INVERSION EN INMUEBLES

CREACION DE REGIMEN TRIBUTARIO ESPECIAL PARA RECUPERACION DE INVERSION EN INMUEBLES

Con la finalidad de fomentar la inversión privada en la recuperación de los bienes inmuebles del Centro Histórico de Lima, mediante la Ley N° 31980 se ha establecido un régimen tributario especial con el objeto de que los inversionistas recuperen parte de la inversión realizada en proyectos de restauración de bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación.

 Podrán acogerse a este régimen tributario especial las personas naturales o jurídicas que desarrollen intervenciones de refacción, remodelación, ampliación, obra nueva y puesta en valor histórico monumental.

 La Ley N° 31980 establece que se aplicará el siguiente régimen tributario durante los cinco (5) ejercicios fiscales posteriores a la vigencia de la ley, después de finalizado el proyecto:

  1.  Proyectos inmobiliarios en inmuebles con condición de monumento o de valor monumental o declarados inhabitables: el 30% del monto de la inversión en los proyectos señalados podrá ser usado como crédito tributario contra el impuesto a la renta del ejercicio gravable en el que se efectúe la inversión.
  2.  Inversiones en otros inmuebles del Centro Histórico de Lima: el 15% del monto de la inversión en los proyectos señalados podrá ser usado como crédito tributario contra el impuesto a la renta del ejercicio gravable en el que se efectúe la inversión.

La citada ley considera como mecenas cultural a la persona natural o jurídica de derecho privado que efectúa donaciones en forma de bienes muebles, bienes inmuebles, servicios o dinero con el fin de respaldar actividades relacionadas con el patrimonio cultural, en aplicación de la Ley N° 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación.

Por último, la ley dispone que los mecenas culturales podrán deducir como gasto las donaciones o contribuciones que hayan realizado, en un monto de hasta el 10% de su renta neta de tercera categoría y hasta el 10% de su renta neta de trabajo y fuente extranjera.

Comparta su comentario